Síguenos en:

Sencillamente Delicioso

Tarta de Oreos y queso sin horno

Postres

Tarta de Oreos y queso sin horno

¿A veces no os a pasado que veis una receta y se os queda en la cabeza dando vueltas ¡Necesitáis hacerla! Pues eso me paso a mi con esta tarta de galletas Oreo!

Esta receta, como veréis, es muy sencilla: Un crema de queso con nata que preparamos en el microondas, nata y galletas Oreo. Nada más.

Como os habréis dado cuenta esta tarta no es muy grande pero ya os digo yo que salen ¡Mínimo 8 raciones! Ya que esta tarta es bastante contundente.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes

Para un molde desmontable de 21cm de diámetro

  • 400gr de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 20 galletas Oreo
  • 400gr de nata para montar
  • 100gr de azúcar
  • 4 laminas de gelatina (Aproximadamente 6gr)
  • 40gr de mantequilla
  • 50ml de leche
  • Una cucharadita de zumo de limón

Cómo hacer la tarta de Oreos y queso sin horno

  1. Comenzamos abriendo las Oreo y separando el relleno de las galletas. Para que os sea más fácil es recomendable tener las galletas frías.
  2. Trituramos las galletas ya sin el relleno. Podéis hacerlo con algún robot de cocina o al modo tradicional, con un trapo de cocina y un rodillo. No hace falta que quede harina, a mi por lo menos me gusta que tenga algún tropezón.
  3. Mezclamos la mitad de las galletas trituradas con la mantequilla fundida. La podéis fundir en el microondas o a fuego. Con la masa resultante cubrimos el fondo de un molde desmontable previamente cubierto con papel de horno. Apretamos bien la masa con el dorso de una cuchara sobre el fondo para que quede bien compacto.
  4. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  5. En un bol grande apto para el microondas ponemos el queso crema, la leche, el azúcar y el zumo de limón. Calentamos un par de minutos al microondas a media potencia. Removemos bien y calentamos un par de minutos más.
  6. Una vez ya tengamos la crema de queso caliente (No hirviendo!!) añadimos el relleno de las galletas que habíamos reservado y la gelatina. Dejamos templar hasta que esté casi a temperatura ambiente.
  7. Montamos la nata. debe quedar durita pero sin llegar a estar dura del todo. Añadimos la crema poco a poco mientras mezclamos con una espátula con movimientos envolventes. Este es el único paso delicado de la receta ya que si no vamos con cuidado con las temperaturas se nos puede cortar la nata.
  8. Vertemos la crema en el molde y alisamos la parte superior y metemos en la nevera durante mínimo 4 o 6 horas.
  9. Desmoldamos pasando un cuchillo por le borde. Cubrimos, con cuidado, con el resto de galletas picadas.  Podemos decorar, si queremos con algunas galletas a trozos, rosetones de nata o lo que os guste. ¡Y ya la podéis disfrutar!

Receta paso a paso en vídeo

¿A que no es tan complicada? Pues ya sabéis, ya tenéis otra receta rica pendiente para estos días ¡Podéis aprovechar le puente para prepararla y sorprender a vuestra familia o amigos!

Nos interesa tu opinión

Más en Postres

Encuéntranos en Facebook

Temas Varios

Arriba