Síguenos en:

Sencillamente Delicioso

Tarta de Nutella y queso o Nutella Cheesecake

Postres

Tarta de Nutella y queso o Nutella Cheesecake

Sólo con leer el nombre de la tarta ya se me hace la boca agua. Y os puedo decir que quizás es la tarta de queso más fácil que haya preparado nunca y el resultado salta a la vista.

Un postre muy fácil porque la tarta de queso y Nutella o Cheesecake Nutella se prepara en diez minutos escasos, cinco para hacer la base y otros cinco para hacer el relleno. No hace falta ni horno, tan sólo un poco de paciencia,  hay que esperar a que se enfríe en el frigorífico. Esta tarta está absolutamente deliciosa, el contraste de la base crujiente con la suavidad de la crema os va a conquistar. Eso sí, tened en cuenta que es una tarta que llena mucho, por lo que solo es para ocasiones especiales ¡y recordad cortar porciones pequeñas!

Os animo a todos a que hagáis esta tarta de queso y Nutella o Nutella Cheesecake porque os va a gustar a toda la familia… ¡espero vuestros comentarios!.

Tarta de queso y Nutella o Nutella Chessecake

Cheesecake Nutella

Ingredientes

Base:

  • 250 gr de galletas de avena o tipo digestive
  • 75 gr de mantequilla o margarina sin sal
  • 1 cucharada de Nutella
  • 25 gr de avellanas tostadas
  • Una pizca de sal

Relleno:

  • 500 gr de Queso crema (tipo philadelphia)
  • 400 gr de Nutella
  • 60 gr de azúcar glass
  • Una pizca de sal

Elaboración de la Tarta de Nutella y queso

Picamos las avellanas y trituramos las galletas. Mezclamos las avellanas y las galletas picadas con la nutella, la mantequilla y la pizca de sal. Con esta mezcla cubrimos la base de un molde para tartas de 23 cem. Presionamos bien con los dedos o con el dorso de una cuchara y guardamos en el frigorífico.

Mientras, preparamos el relleno. Ponemos en el vaso de la batidora el queso crema, la sal y el azúcar. Mezclamos bien hasta obtener una crema suave y homogénea. Vamos añadiendo poco a poco la nutella hasta que esté totalmente integrada.

Vertemos sobre la base de galletas, alisando la parte superior y guardamos de nuevo en el frigorífico. Si queréis también podéis adornar la superficie con una capa de avellanas tostadas, como la crema es muy densa el contraste con algo crujiente quedará delicioso.

Dejamos unas cuatro horas o toda la noche, si sois capaces de resistir la tentación… Como os decíamos arriba, esta tarta es mejor tomarla en porciones muy pequeñas, porque su sabor es intenso y además llena mucho. Esperamos que os guste.

Cheesecake Nutella

Nos interesa tu opinión
Seguir leyendo
Anuncio
También te puede interesar...

Más en Postres

Encuéntranos en Facebook

Temas Varios

Arriba