in

Los mejores trucos para limpiar el vidrio de tu horno

Limpiar el vidrio del hornoparece ser una tarea engorrosa y difícil, esa que dejamos para último momento porque demanda bastantes horas, requiere de mucho esfuerzo y de limpiar exhaustivamente la suciedad acumulada durante algún tiempo. Además, no es una tarea divertida como para desear realizarla a menudo, ya que exige que le pongamos dedicación. 

¿Quieres aprender a limpiar el vidrio de tu horno de una forma correcta? ¿Aún no sabes cómo quitar la grasa acumulada por completo? Para evitar todo esto será necesario seguir un paso a paso y utilizar los limpiadores adecuados. Por ello hoy queremos compartir contigo una excelente manera de limpiar tu horno y dejar los cristales relucientes: ¡El truco definitivo! No te pierdas lo que te contaremos a continuación. 

¿Cómo limpiar el vidrio de tu horno? Trucos y consejos.

Como primera medida es importante que cuentes con paños de limpieza, guantes de goma, esponjas y productos limpiadores (en lo posible que no sean tóxicos). En este caso nosotros te recomendamos que utilices bicarbonato de sodio y vinagre, mezclado con un poco de agua tibia, o bien optes por comprar un limpiador de vidrio estándar de los que se encuentran en cualquier mercado. 

Para comenzar con el paso a paso, te aconsejamos que: 

  • Primero coloques el producto de limpieza (ya sea la pasta de bicarbonato o el producto que compraste en el mercado), y lo dejes actuar un tiempo. Con unos 15 minutos estará bien. 
  • Seguidamente, con ayuda de un cepillo viejo o esponja, comienza a quitar las manchas más difíciles y los restos de suciedad pegados. 
  • Utiliza una hoja de afeitar que raspe los restos adheridos. 
  • Limpia la pasta de bicarbonato —que deberá tener la consistencia de la espuma de afeitar— con un paño húmedo o esponja. 
  • Repite los pasos anteriores si aún puedes ver restos de grasa y manchas. 
  • Pasa nuevamente un paño húmedo y luego un paño de algodón seco ¡y listo, vidrio reluciente!

Otro truco para limpiar el vidrio de tu horno que no puedes dejar de probar es utilizando bicarbonato de sodio, pero en lugar de un paño húmedo para retirar la pasta, limpiarás con un papel aluminio. Sí, como has leído, con una bola de aluminio podrás retirar la suciedad y manchas de forma fácil (aunque asegúrate de frotar con movimientos circulares). Luego, para finalizar con la limpieza, solo restará utilizar papel de cocina o paños húmedos hasta retirar todo el excedente de bicarbonato. Por último solo necesitarás utilizar una toalla o papel seco, y ya  podrás ver el vidrio de tu horno en perfecto estado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 métodos para limpiar las hornallas de tu cocina

Quita el mal olor de tu heladera con estos simples trucos